Nicky es un estudiante de la escuela de idiomas Caminhos Language Centre.  En esta serie de posts él comparte sus experiencias durante las 16 semanas de curso de portugués brasileño, desde nivel cero hasta avanzado. Nick es un inglés nativo que nunca ha aprendido otro idioma antes. Va a pasar los próximos seis meses en Brazil, la mayor parte del tiempo en Rio de Janeiro. No te pierdas su progreso semana tras semana, en este blog donde nos hace partícipe de su aprendizaje, las actividades en la escuela y las anécdotas de su vida en Rio de Janeiro.

Semana 2

¡Semana 2 de la clase de principiantes en Caminhos está a toda mecha! Una nueva semana e introducción de nuestro profesor Rubinho: esta semana cubriría muchos temas por lo que tendríamos que trabajar duro. Sólo estaba de broma……………… En tan sólo 5 días aprendimos los pronombres demostrativos, comparaciones, cómo describir a gente, la familia, el presente de los verbos regulares e irregulares, cómo hablar de las rutinas diarias, cómo formar preguntas, los diferentes usos de ‘saber’ o ‘conocer’ y ‘pensar’ o ‘creer’, números pequeños y grandes, y cómo preguntar y negociar con las dependientas sobre dinero y precios. El ritmo de la clase fue sin ninguna duda rápido y la única manera de estar al día era haciendo todos los deberes – ¡algo a lo que no estaba acostumbrado en mi escuela en casa! Aprender un nuevo idioma es salir de tu zona de confort y ponerte metas a ti mismo. Probablemente la mayor ventaja de ser un estudiante en Caminhos es el estar rodeado de gente que habla portugués. Simplemente no te queda otra que chapurrear el idioma al principio por mucho que te cueste. La recompensa de ello es que la rapidez de aprendizaje acelera exponencialmente, nada comparado a si aprendes el idioma en tu propio país.

Nick week 2 Christmas tree

La mayor concentración de regalos en el hemisferio sur en el centro comercial de Leblon. ¡Algunos niños van a estar más que contentos esta navidad!
Mi primera extraña experiencia fue cuando tuve que ir al centro comercial de Leblon (un enorme mall de gran calidad en el barrio de Leblon). Fui allí para comprar algo para un amigo cuando una señorita detrás de un mostrador empieza a hacerme preguntas sobre de donde era, de por qué estaba en Brasil, etc, etc – y todas en portugués! Como en todo, cuanto más riesgo, mayor el beneficio. La gente a veces se maravilla con cómo los niños aprenden.

Chapurreé algo durante los 5 minutos de conversación, intentando recordar todas las palabras que había aprendido durante dos semanas de clases. Para el final, me sentí completamente agotado mentalmente pero al mismo tiempo muy orgulloso de haber podido comunicarme de una manera medianamente exitosa, sólo en portugués, con una nativa brasileña. – Manuel & Juaquim (Rua Farme de Amoedo/ Rua Barao da Torre)

Brasil, y Rio en particular, es un mundo de dos caras.  En mi camino a la escuela en el barrio chic y saludable de Ipanema, es muy difícil no percibir el extremo contraste entre este y las colinas en el fondo del mismo que forman parte de la favela de Cantagalo.

Caminhos organiza tours guiados a Cantagalo pero cuando dos amigos australianos me invitaron a su casa en esta favela, no lo dudé ni un momento ¡me apunto! Aquí, no son los regalos de navidad los que se posan unos encima de otros sino las casas, las cuales están construidas del mismo modo. Subiendo por el laberinto de estrechas escaleras llegamos a una bar con unas vistas espectaculares de las favelas, la ciudad y el océano Atlántico.

¡Incluso en un nubloso día, las mejores vistas de todo Rio! ¡Tan sólo tienes que estar preparado para una gran subida por la jungla para llegar aquí!

Después de una dura semana y algo de escalada, era tiempo de relajarse y disfrutar del fin de semana brasileño: una fría cerveza con amigos dando la bienvenida a la noche.

Lee aquí sobre las experiencias de Nick en su primera semana.