Nicky es un estudiante de la escuela de idiomas Caminhos Language Centre.  En esta serie de posts él comparte sus experiencias durante las 16 semanas de curso de portugués brasileño, desde nivel cero hasta avanzado. Nick es un inglés nativo que nunca ha aprendido otro idioma antes. Va a pasar los próximos seis meses en Brazil, la mayor parte del tiempo en Rio de Janeiro. No te pierdas su progreso semana tras semana, en este blog donde nos hace partícipe de su aprendizaje, las actividades en la escuela y las anécdotas de su vida en Rio de Janeiro.

Andando hacia la escuela de idiomas caminhos desde la cercana estación de metro, ¡es difícil imaginar una escuela de idiomas mejor situada en Rio de Janeiro! Escondida en una frondosa calle en el bohemio barrio de Ipanema, el centro entre el celeste océano Atlántico y la tranquila laguna en la zona sur, estaba claro para mi que había tomado la mejor decisión.

Desde el primer momento en el que entré por la puerta de Caminhos me sentí muy acogida siendo una nueva estudiante. Me dieron una calurosa bienvenida en la recepción y tras confirmar la reserva que había hecho unas semanas atrás me llevaron hasta mi nueva clase.
No existe un estudiante ‘común’ en Caminhos. Cada uno viene de una parte diferente del mundo, con diversas experiencias a sus espaldas, edades e idiomas. Mis compañeros de clase entran en esa descripción completamente. Sin embargo, a pesar de la gran diversidad, hay algo que nos une a todos: el deseo de aprender portugués brasileño.
Afortunadamente, ¡nuestro profesor esta a la altura de las circunstancias! Rubinho es divertido, con muchísima energía y siempre sabe como atraer nuestra atención en todas y cada una de las clases. Cada día revisamos la lección aprendida el día anterior, de este modo el reto de aprender un nuevo idioma se convierte en algo menos abrumador.

Nuestra clase el día 1, semana 1. Rubinho (con el cuaderno oficial de Caminhos) is up to the task!

Afbeelding2
Durante nuestra primera semana cubrimos lo básico del idioma comenzando por la fonética del alfabeto portugués para seguir rápidamente con temas de estructura de frases, el complicado mundo de las preposiciones y el importante uso de los verbos ‘ser’ y ‘estar’ entre otros. Las clases y el material no son sólo teoría sino que tienen un gran contenido práctico que nos ayuda muchísimo a aprender como comunicarnos.
No es todo trabajo o todo diversión, al fin y al cabo ¡esto es Rio de Janeiro! Caminhos es también un lugar para hacer amigos y conocer nuevas personas. Cada día de la semana hay al menos una actividad organizada por la escuela que lleva a todos los estudiantes juntos a la vez que practican su portugués. Desde volley playa hasta salidas de un día entero, fútbol y samba, y muchas cosas más, siempre hay algo nuevo que hacer.

¡La fiesta callejera oficial del aguardiente en Caminhos!

El evento número uno de la semana fue sin lugar a dudas el pasado viernes con la fiesta del aguardiente. Aparentemente, esta fiesta fue organizada para dar la bienvenida al nuevo grupo de estudiantes pero acabó siendo mucho más que eso: fue una reunión de la gran familia Caminhos. En la calle fuera de la escuela de idiomas estuvimos bebiendo frescas caipirinhas, bailamos música brasileña y nos conocimos todos un poco mejor, alumnos y profesores, antiguos estudiantes y voluntarios, amigos y miembros de la familia.

 Afbeelding1

Sólo ha sido una semana pero una cosa está clara: Caminhos escuela de idiomas es mucho más que una academia; para muchos es una casa fuera de su país en Rio de Janeiro.